Qué es la psoriasis: Guía rápida para entender sus causas, tipos y tratamientos

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Mujer joven salud

La psoriasis es una enfermedad que principalmente afecta a la piel, a las uñas y a las articulaciones. En la mayoría de los casos cursa con placas rojas y descamación.

Se trata de una patología que, por sus características, no solo afecta físicamente, sino que también emocional y socialmente. Según el Informe Mundial de la Felicidad, que elabora el World Happiness Institute, un 20% de las personas con psoriasis en España sufre depresión, ansiedad u otra enfermedad mental.

Por eso, en este nuevo artículo de Pharmamel vamos a aportar nuestro granito de arena como expertos en el cuidado de la piel para hablaros hoy de la psoriasis y resolver dudas frecuentes.Entender qué es la psoriasis te proporcionará las herramientas para afrontar esta patología de la mejor forma posible o para entender a amigos y familiares con psoriasis.

¿SE CONTAGIA LA PSORIASIS?

No. La respuesta es negativa. La psoriasis no se contagia. Es una enfermedad inflamatoria del sistema inmunitario, por lo general crónica, que presenta brotes, con exacerbaciones y remisiones, pero en ninguno de los casos es contagiosa. Campañas de sensibilización como la que lanzó el año  pasado la Asociación Española de Pacientes de Psoriasis y Artritis Psoriásicaha ayudado a concienciar al resto de la población sobre esta enfermedad que en España afecta a un 2,3 % de la población.

¿QUÉ CAUSA ESTA ENFERMEDAD?

La epidermis es la capa más externa de la piel y está formada por células que se llaman queratinocitos. Estas se originan en capas más profundas de la piel, aunque progresivamente van migrando hacia la superficie de la epidermis. A través de ese proceso, los queratinocitos que se encuentran en la superficie de la epidermis son reemplazados gradualmente por las células más jóvenes. Lo que ocurre con la psoriasis es que se produce un crecimiento demasiado rápido de las células de la piel. En lugar de renovarse en unas cuatro semanas, la formación de nuevas células de piel se acelera a unos siete días, debido a unas señales defectuosas que se originan en el sistema inmunológico.

Este excesivo crecimiento genera tres de los rasgos característicos de la psoriasis: descamación, engrosamiento e inflamación de la piel.

Las causas por las que aparece la psoriasis son variadas y responden a varios factores:

  1. Genéticos: no hay un gen portador de la psoriasis, pero sí una serie de características genéticas que hacen que el paciente pueda ser más propenso a desarrollar la enfermedad.
  2. Inmunológicos: en las personas afectadas por psoriasis, las células de la piel se renuevan con demasiada rapidez y hay dos tipos de células que causan inflamación: los neutrófilos polimorfonucleares y los linfocitos T.
  3. Ambientales: estrés, ciertos medicamentos, enfermedades víricas, traumatismos, cambios de estación, tejido de la ropa, tabaquismo, alcohol y otros factores puedes desencadenar brotes de psoriasis.

¿CUÁNTOS TIPOS DE PSORIASIS HAY?

Existen distintos tipos de psoriasis y cada uno puede presentar diferente sintomatología. A continuación, los resumimos:

Psoriasis en placas: es la más frecuente. Afecta al 80% de las personas que sufren la enfermedad. Aunque puede aparecer por cualquier parte del cuerpo, suele afectar a codos, rodillas, espalda y cuero cabelludo.

Psoriasis guttata: se presenta en forma de pequeños puntos rojos escamosos y puede transformarse en psoriasis en placas, aunque en los casos leves también puede desaparecer sin tratamiento.

Variantes pustulosas: este tipo de psoriasis se caracteriza por tener pústulas que son protuberancias elevadas llenas de pus no infeccioso, y afecta mayormente a pies y manos. Puede aparecer como una complicación de la psoriasis en placas.

Psoriasis flexural: es poco frecuente y estas placas de color rojo intenso suelen aparecer en axilas, ingles, bajo el pecho y alrededor de los genitales y los glúteos.

Psoriasis eritrodérmica: recibe esta denominación cuando las lesiones afectan a casi toda la superficie cutánea. La piel se encuentra muy roja, caliente y se descama de forma abundante. Es la manifestación más grave de psoriasis, aunque es poco frecuente.

¿CÓMO SE TRATA LA PSORIASIS?

Como hemos mencionado líneas arriba, por lo general, esta enfermedad es recurrente y crónica. Y, como en cualquier enfermedad, el tratamiento variará según la persona. Pero en líneas generales, el tratamiento de la psoriasis está enfocado al control de los síntomas y a la prevención de infecciones secundarias, y se podría resumir en:

Tratamiento tópico en forma de lociones, cremas y champús para reducir la inflamación y el reemplazo celular. Se utilizan sobre todo corticoides, sustancias derivadas de la vitamina D, retinoides tópicos, breas y alquitranes, ácido salicílico y urea.

Por otro lado, pese a nuevos tratamientos, la fototerapia sigue en plena vigencia hoy día por sus pocas contraindicaciones. Permite su uso en pacientes embarazadas, en pacientes con problemas hepáticos e incluso para personas con contraindicaciones para otros fármacos sistémicos utilizados.

En casos graves de psoriasis, el especialista puede prescribir medicamentos como retinoides sistémicos o inmunosupresores.

Estos tratamientos pueden combinarse para mejorar los resultados.

Esperamos que este artículo de Pharmamel te haya ayudado a conocer o a entender mejor qué es la psoriasis porque, sin lugar a dudas, el conocimiento es el primer paso para abordar o ayudar a otras personas a afrontar una enfermedad, ¿no crees?

Deja un Comentario

Contacto

atencion

Usamos cookies para ofrecerle una mejor experiencia. Antes de navegar por nuestro sitio debe leer y aceptar nuestra política de privacidad