¿Debo incluir el contorno de ojos en mi tratamiento MEL13?

La zona de la piel del contorno de los ojos es una de las partes más sensibles de la dermis y la que empieza antes a mostrar signos de envejecimiento y arrugas, de ahí que haya un producto específico para esta zona. De hecho, la piel del contorno de los ojos es diez veces más fina que la del resto del cuerpo y cinco veces más que la de la cara, debido a que tiene menos cantidad de  glándulas sebáceas, así como menos fibras de colágeno y de elastina.

Entre otros, los factores principales que afectan al envejecimiento del contorno de los ojos son la edad, la falta de sueño, el cansancio, el estrés, la contaminación, las radiaciones del sol, etc. La circulación sanguínea y linfática alrededor de los ojos se ralentiza provocando una mayor visibilidad de las ojeras y bolsas.

El contorno de los ojos se convierte en la piel más sensible del cuerpo y la que, junto al resto de la cara, está más expuesta al sol, uno de los principales causantes del envejecimiento dérmico.

Recomendamos, por tanto, usar el contorno de ojos MEL13 Eyes para completar el excepcional tratamiento con capacidad para restaurar y mantener la juventud, frescura y elasticidad cutánea que ofrecen nuestros productos. Además de la melatonina y la coenzima Q10, Mel13 Eyes cuenta con aceites de albaricoque, jojoba y marula, así como otros componentes que aportan un efecto soft-focus de forma inmediata.

Para su aplicación, lo recomendable es utilizar el dedo anular, que es el que ejerce menos fuerza, y no extenderlo, sino dar pequeños golpecitos en la zona de las ojeras y las sienes hasta la total absorción del producto.

Por supuesto, todo ello hay que hacerlo siguiendo el ritual óptimo de belleza que no es otro que:

1.- Lavar la cara con agua y jabón (incluso algún tónico).

2.- Aplicar el sérum MEL13.

3.- Poner el contorno de ojos de manera delicada.

4.- Terminar con la crema facial MEL13 o MEL13 PLUS.