5 propósitos de año nuevo que mejorarán la salud de tu piel

Acaba de terminar la Navidad, ha entrado un nuevo año y toca plantearse llevar a cabo los ya famosos propósitos de año nuevo, mediante los cuales siempre queremos mejorar y hacer todo aquello que normalmente no hacemos.

En parte, estos propósitos vienen propiciados por el inicio de un nuevo ciclo. El 31 de diciembre pone fin a un periodo de 365, lo que para mucho significa enterrar viejos hábitos y comenzar con otros nuevos más saludables.

Y es que, durante más de dos semanas, los excesos y los castigos a los que sometes tu cuerpo son bastante notables. ¿Quién no se ha pasado con la comida? ¿Y con la bebida?

Son fechas en las que las reuniones con amigos, compañeros del trabajo y familiares son frecuentes. Carnes, comidas hipercalóricas, dulces, alcohol, trasnoches… son la tónica durante las Navidades, algo que, en muchas ocasiones, puede llegar a trastocar tu salud.

Llegan los kilos de más, las digestiones pesadas, los desajustes en el sueño… y otra serie de trastornos que afectan a tu organismo y, por ende, a tu piel.


La piel es el espejo que muestra cómo han afectado estos excesos a tu piel. La notas más reseca, aparecen ojeras, pierdes tersura, elasticidad…

Pero, aunque ahora te sientas un poco fuera de forma y con secuelas producidas por los abusos después de unos días de descanso y de festejos, siempre hay tiempo para volver a retomar la senda de una vida sana. Para ello, te dejamos unos consejos que te van a ayudar a recuperar tu estado y a mejorar la salud de tu piel.

  • Hidrátate con agua. Puede parecer un tópico, puede parecer una afirmación de perogrullo, pero es uno de los puntos más importantes para que tu piel no se reseque. Bebe al menos dos litros de agua al día. Además de ver cómo tu piel empieza a lucir mejor, también te ayudará a depurar tu cuerpo de todas las toxinas que hayas acumulado.

  • Dieta saludable. No te estamos descubriendo nada nuevo, pero a veces te empeñas en llevar a cabo alguna dieta milagro y esa no es la solución. Puedes perder kilos muy rápidamente, sin embargo, suele aparecer el famoso efecto rebote y volverás a ganarlos. Lo ideal es dejar de comer grasas e introducir más vegetales y frutas ricas en carotenos y vitamina A, esenciales para el cuidado de tu piel.

  • Limpieza facial. Aunque la piel recubre todo el cuerpo, la más expuesta a las inclemencias meteorológicas es la del rostro. Por ello es recomendable lavarla con agua y jabón y mantenerla siempre limpia. Igualmente, es recomendable exfoliar con frecuencia para que la piel muerta no cree problemas.

  • Gimnasio. No solo es una buena práctica para tonificar tus músculos y bajar de peso, sino que también es beneficioso para la piel. Durante el ejercicio tus poros se abren para facilitar el proceso de sudoración, lo que también facilita la limpieza de la piel. La transpiración es una forma natural de limpiar la piel, y que contribuye a expulsar las toxinas del cuerpo, a mejorar la circulación y a eliminar las células muertas de la piel.

  • Usa las cremas Mel13. El excepcional tratamiento protector y regenerador celular avanzado a base de Melatonina y Coenzima Q10 que proporcionan los productos Mel13, Mel13 Plus, Mel13 Serum y Mel13 Eyes tienen la capacidad de restaurar y mantener la juventud, frescura y elasticidad cutánea.